La creatividad no tiene límites

Con esfuerzo y dedicación, el proyecto que comenzó como pasatiempo se volvió un negocio familiar con base en el amor y el compromiso.

Alexa Vielma
ESPECIAL PARA EL UNIVERSAL

Yareida Mercado es venezolana, madre de dos hijos y emprendedora de su propio negocio de orfebrería que con mucha pasión y dedicación ha logrado que este sea una de las razones para ser feliz y hacer felices a sus clientes. Destaca que “todo comenzó como un hobbie”, porque es egresada en Mercadeo, en el área de ven-tas, y siempre había trabajado en eso. Sin embargo, le llamaba la atención cómo hacer pulseras, zarcillos y todo lo relacionado con bisutería.

Veía tutoriales de Youtube y leía revistas que explicaban cada proceso. Cuando da a luz a su hijo menor, aprovecha el re-poso para iniciarse en la orfebrería como un oficio. Cursó distintas técnicas: joyería artesanal, cadenas con argollas, macramé en alambres y otras especialidades que se ven reflejadas en su trabajo.

Para ella un orfebre es el que suelda, se ensucia las manos, se corta y quema debido a que esto no es solo hacer una pieza, es estudiar cómo se logra para hacerlo bien. Su filosofía reside en que todo debe hacerse con amor, sin pensar en que solo se ganará dinero con el trabajo ya que ella busca que las personas escojan una pieza, se la coloquen y se sientan maravillosas al lucirlas.

Mercado expresa ser muy exigente con su labor ya que siempre apuesta por la excelencia. Además, ha contado con un apoyo familiar que todavía sigue siendo impulso para ella como emprendedora. Ella narra que no es fácil ligar las actividades pero que siempre planifica su semana para dedicarle tiempo tanto a su familia como a su pasión.

“Siempre el que me ha apoyado es mi esposo porque la vena artística y la disposición la tengo, pero en la parte organizacional de la empresa, todo el crédito lo Tiene él”. Narra que este es un negocio fa-miliar y se ha encargado de entrenar a sus seres queridos para que en bazares o exposiciones sepan cómo abordar y enamorar a la gente de la marca.

Sus hijos se han involucrado y conocen la labor de su madre porque también han aprendido algunas de las técnicas que ella utiliza en su trabajo.

Los dijes son sus piezas favoritas, aun-que la mayoría de las veces elabora con-juntos: “En mis colecciones siempre combino collar, con zarcillos y pulseras”. En este ámbito ha aprendido sobre diseño de modas ya que los accesorios son un agregado fundamental. Su trabajo puede verse en www.yareidamercado.com

SUSCRÍBETE Y RECIBE

10% de Dcto.

en todas tus compras